MAQUILLAJE SEMIPERMANENTE

La micropigmentación es el resultado entre la dermopigmentación y el maquillaje. Con ello mejoramos La belleza de las CEJAS, simulando pelos para corregir la forma o hacerlas más espesas; - los LABIOS para realzarlos y corregir su aspecto, asimetrías y volumen; - la línea de los OJOS, para dar más luz a la mirada realzando su tamaño y forma, crear pecas y lunares. Además de solucionar problemas estéticos, la micropigmentación es conveniente para personas activas que buscan maquillajes que no se alteren con prácticas deportivas tales como la natación, o para ahorrar tiempo. También se utiliza para corregir de la forma más natural posible malformaciones de labios, cejas y ojos, cubrir ALOPECIAS PARCIALES de cuero cabelludo y, sólo en casos específicos y bajo control médico, se puede camuflar un vitíligo localizado. Antes de la micropigmentación, la piel debe estar limpia, libre de maquillaje. Evitar el tratamiento si tiene herpes o alergia en activo, deberá posponerlo hasta que la afección haya desaparecido. Si tiene un lunar, un punto rubí o similar en la zona a tratar, tal vez sería conveniente eliminarlo previamente con láser o cirugía. En caso de antecedentes de herpes labiales, se deberá seguir un tratamiento antiviral, siempre debidamente prescrito por el especialista, durante los días previos a la micropigmentación..


ANESTESIA - Este tratamiento se realiza con anestesia tópica para atenuar las molestias.

TRATAMIENTO - Consiste en la implantación de pigmentos subdérmicamente (bajo la piel). Son pigmentos inertes, por tanto son totalmente compatibles con nuestro organismo y una vez implantados, no se desplazan ni producen alergias. Es importante que se utilicen pigmentos de calidad. El grosor de las diferentes capas de la piel (epidermis y dermis) es muy irregular y aunque se introduzca el pigmento a la misma profundidad, a veces es necesario un retoque al cabo de un mes para fijarlo bien. El pigmento va desvaneciéndose gradualmente y dura una media de dos años. Transcurrido este tiempo es posible repasarlo para que conserve la misma intensidad inicial de color. La duración del tratamiento es aproximadamente de dos horas. El proceso de pigmentación no se inicia hasta que la paciente haya escogido correctamente el color que desea y esté totalmente satisfecho con el trazado previamente realizado en lápiz.


CUIDADOS POST TRATAMIENTO

Después del tratamiento puede presentarse alguna inflamación o rojez que durará algunas horas. Es importante tener en cuenta que se produce una pequeña lesión en la piel que deberá cuidar de forma correcta, aplicando una pomada antibiótica durante una semana. La piel tarda en regenerarse completamente de 28 a 40 días. Durante este tiempo, no debe exponerse al sol la zona tratada ni tomar rayos UVA ya que, al haber desaparecido las primeras capas de la piel a causa de la herida, ésta podría sufrir lesiones importantes o hiperpigmentar de manera irregular el trabajo realizado. En la semana posterior al tratamiento, no podrá maquillar la región tratada. Deberá aplicarse la pomada recomendada por el especialista para que la zona micropigmentada siempre esté hidratada teniendo la precaución de no rascar ni frotar bruscamente. En este tiempo la tonalidad del color será más oscura debido a las pequeñas costras (exceso de pigmento que cae aproximadamente en cinco o seis días). Durante los quince días siguientes al momento de la micropigmentación no hará sauna ni se bañará en playa o piscina. Tampoco podrán depilarse los labios ni realizar tratamientos muy agresivos. En el caso de los párpados, no podrá hacer rizado ni aplicar tinte en pestañas o cejas.